Incompatibilidades

Incompatibilidades

El funcionario a lo largo de su vida y carrera profesional puede encontrarse en la tesitura de tener una necesidad económica que le requiere el dedicar el tiempo libre que dispone para una segunda ocupación o, por el contrario, además de su principal vocación tiene otra que pretende desarrollar en su tiempo libre

Dentro de la licitud y legitimidad para poder ejercer tantas profesiones como pueda hacerlo el interesado en cuestión, siendo civil pocas incompatibilidades nos encontraremos mientras que, en el ámbito de la función pública, y en concreto en la función pública se encuentra sujeto a un severo régimen de incompatibilidades para el ejercicio de cualquier actividad privada mientras sea funcionario en ejercicio.

Cuando se suscite alguna de las situaciones planteadas en los párrafos anteriores, nos encontramos con que el funcionario debe pedir permiso para poder realizar dicha actividad privada, esto es, podrá realizar la actividad privada una vez haya sido autorizado expresamente cumpliendo con una serie de requisitos que establece la ley.

Los problemas que se suscitan en este asunto son de variada casuística, pero convergen en una sola consecuencia: la no autorización para el ejercicio de la actividad privada. Ello nos lleva a aconsejar a nuestro cliente que recurra dicha resolución, primero en vía administrativa y, si se sigue desestimando, a través de la correspondiente reclamación judicial, en donde si se cumplen todos los requisitos que establece la ley que regula el régimen de incompatibilidades, prácticamente el porcentaje de sentencias ganadas es elevadísimo.

 

¿Quieres tener una reunión con nosotros?

Si considera necesario el tener una reunión presencial o por Skype, puede hacerlo desde la comodidad de poder elegir la hora dentro de las posibles para ello, y así mismo poder hacer el pago de la misma a través de la pasarela de pago correspondiente.

 
Reserva de cita