Delito de insulto a superior y desobediencia

Si te investigan por este delito. Llámame lo antes posible.

Llamar al: 654 62 45 40 ¡Infórmate ahora!

Delito de insulto a superior y desobediencia

Si te investigan por este delito. Llámame lo antes posible.

Llamar al: 654 62 45 40 ¡Infórmate ahora!

Delito de insulto a superior y desobediencia

Ambos delitos constituyen supuestos de insubordinación, en cuanto que implican un rompimiento de los vínculos de la disciplina por parte del inferior. Recogidos precisamente en el Capítulo II (“Insubordinación”) del Título II (“Delitos contra la disciplina”) del Código Penal Militar.

En primer lugar, en cuanto al delito de insulto a superior, recoge el Código Penal Militar, en los artículos 42 y 43 una serie de tipos penales caracterizados por una iniciativa por parte del inferior y con un ánimo agresivo contrario al respeto que éste debe al superior, y que se exterioriza en hechos materiales tendentes a causar un daño a la vida, integridad física, libertad y honor de aquél.

En segundo lugar, en cuanto al delito de desobediencia, previsto y penado en el artículo 44 del Código Penal Militar, está integrado por tres elementos básicos: la existencia de una orden concreta, imperativa y personal; la legitimidad y licitud de la orden; y su incumplimiento. Las penas de este delito dependen de que la orden sea relativa a un acto de servicio, a un acto de servicio de armas, a que haya una negación constante en el cumplimiento de las obligaciones militares, o a que se cometa en tiempo de guerra o estado de sitio.

Es muy importante contar con el debido asesoramiento jurídico desde el principio a fin de atenuar las posibles consecuencias punitivas que podrían comportar ciertos comportamientos. Por eso no esperes más, si estás aquí es porque necesitas ayuda. Llámame y te ayudare a superar este trance lo mejor posible. Pondré a tu servicio mi experiencia y conocimientos para resolver con éxito este problema.

Este delito tiene unos márgenes muy amplios y de difícil delimitación por quien es sujeto pasivo del mismo, lo que hace que muchas veces lleguen a los tribunales hechos que de no haber trascendido se hubieran sustanciado muy bien como faltas disciplinarias.

CAPÍTULO II  Insubordinación. Sección 1.ª Insulto a superior

 Artículo 42.

  1. El militar que maltratare de obra a un superior o atentare contra su libertad o indemnidad sexuales, será castigado con la pena de seis meses a cinco años de prisión, pudiendo imponerse, además, la pena de pérdida de empleo y sin perjuicio de la pena que corresponda por los resultados lesivos producidos o las agresiones y otros atentados contra la libertad o indemnidad sexuales efectivamente cometidos, conforme al Código Penal.
  1. Se impondrá la pena de diez a veinte años de prisión, siempre que el hecho se produzca:

1.º En situación de conflicto armado o estado de sitio, y se ejecutare en acto de servicio o con ocasión de este.

2.º Frente al enemigo, rebeldes o sediciosos, o en circunstancias críticas.

  1. Las penas señaladas se impondrán en su mitad inferior al militar que pusiere mano a un arma o ejecutare actos o demostraciones con tendencia a maltratar de obra a un superior.

Artículo 43.

El militar que, sin incurrir en los delitos previstos en el artículo anterior, coaccionare, amenazare, calumniare o injuriare gravemente a un superior, en su presencia o ante una concurrencia de personas, por escrito o con publicidad, será castigado con la pena de seis meses a tres años de prisión. Cuando no concurrieren estas circunstancias se impondrá la pena en su mitad inferior.

Sección 2.ª Desobediencia

 Artículo 44.

  1. El militar que se negare a obedecer o no cumpliere las órdenes legítimas de sus superiores relativas al servicio será castigado con la pena de tres meses y un día a dos años de prisión. Si se tratare de órdenes relativas al servicio de armas, se impondrá la pena de seis meses a seis años de prisión.
  1. Cuando la desobediencia tenga lugar en situación de conflicto armado, estado de sitio, frente al enemigo, rebeldes o sediciosos, o en circunstancias críticas, se impondrá la pena de cinco a quince años de prisión.
  1. No obstante, en ningún caso incurrirán en responsabilidad criminal los militares por desobedecer una orden que entrañe la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito, en particular contra la Constitución, o una infracción manifiesta, clara y terminante de una norma con rango de ley o del Derecho Internacional de los conflictos armados.
  1. A los efectos del presente artículo se entenderá por superior a quien lo sea en la estructura orgánica u operativa, o a quien ejerza autoridad, mando o jurisdicción en virtud del cargo o función que desempeñe como titular o por sucesión reglamentaria.Insubordinación

Sección 1.ª Insulto a superior

Artículo 42.

  1. El militar que maltratare de obra a un superior o atentare contra su libertad o indemnidad sexuales, será castigado con la pena de seis meses a cinco años de prisión, pudiendo imponerse, además, la pena de pérdida de empleo y sin perjuicio de la pena que corresponda por los resultados lesivos producidos o las agresiones y otros atentados contra la libertad o indemnidad sexuales efectivamente cometidos, conforme al Código Penal.
  2. Se impondrá la pena de diez a veinte años de prisión, siempre que el hecho se produzca:

1.º En situación de conflicto armado o estado de sitio, y se ejecutare en acto de servicio o con ocasión de este.

2.º Frente al enemigo, rebeldes o sediciosos, o en circunstancias críticas.

3.º Las penas señaladas se impondrán en su mitad inferior al militar que pusiere mano a un arma o ejecutare actos o demostraciones con tendencia a maltratar de obra a un superior.

Artículo 43.

El militar que, sin incurrir en los delitos previstos en el artículo anterior, coaccionare, amenazare, calumniare o injuriare gravemente a un superior, en su presencia o ante una concurrencia de personas, por escrito o con publicidad, será castigado con la pena de seis meses a tres años de prisión. Cuando no concurrieren estas circunstancias se impondrá la pena en su mitad inferior.

Sección 2.ª Desobediencia

Artículo 44.

  1. El militar que se negare a obedecer o no cumpliere las órdenes legítimas de sus superiores relativas al servicio será castigado con la pena de tres meses y un día a dos años de prisión. Si se tratare de órdenes relativas al servicio de armas, se impondrá la pena de seis meses a seis años de prisión.
  2. Cuando la desobediencia tenga lugar en situación de conflicto armado, estado de sitio, frente al enemigo, rebeldes o sediciosos, o en circunstancias críticas, se impondrá la pena de cinco a quince años de prisión.
  3. No obstante, en ningún caso incurrirán en responsabilidad criminal los militares por desobedecer una orden que entrañe la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito, en particular contra la Constitución, o una infracción manifiesta, clara y terminante de una norma con rango de ley o del Derecho Internacional de los conflictos armados.
  4. A los efectos del presente artículo se entenderá por superior a quien lo sea en la estructura orgánica u operativa, o a quien ejerza autoridad, mando o jurisdicción en virtud del cargo o función que desempeñe como titular o por sucesión reglamentaria.

Como ya hemos apuntado la línea entre el delito y la falta es muy estrecha por lo que en muchas ocasiones la mejor defensa si todas las pruebas apuntan a lo contrario es intentar que los hechos acaben tipificados como una falta disciplinaria.

Llámanos y te ayudaremos. Pondremos toda nuestra experiencia y conocimientos a tu servicio.