Incompatibilidad funcionarios públicos

Realiza tu segunda actividad compatibilizándola con la primera.

Llamar al: 654 62 45 40 ¡Infórmate ahora!

Incompatibilidades

Realiza tu segunda actividad compatibilizándola con la primera.

Llamar al: 654 62 45 40 ¡Infórmate ahora!

Incompatibilidades

Bien por necesidad o por satisfacción personal, si has pensado en dedicar parte de tu tiempo libre a otras actividades que puedan proporcionarte unos ingresos extras, debes de saber que en tu condición de funcionario has de solicitar el permiso correspondiente a la administración de la que dependes, el Ministerio de Defensa o el Ministerio del Interior

La Administración tiene tendencia natural a no conceder la compatibilidad de la función pública con la actividad privada, lógicamente en la mayor parte de los casos, serán nuestros tribunales los que te permitirán compatibilizar ambas actividades.

Si te encuentras ante este problema llámame y te informaré de primera mano y en tu caso concreto de las posibilidades que tendrías de conseguirlo asi como el presupuesto correspondiente y las formas de pago.

Dentro de la licitud y legitimidad para poder ejercer tantas profesiones como pueda hacerlo el interesado en cuestión, siendo civil pocas incompatibilidades nos encontraremos mientras que, en el ámbito de la administración, y en concreto en la función pública se encuentra sujeto a un severo régimen de incompatibilidades para el ejercicio de cualquier actividad privada mientras sea funcionario en ejercicio.

Ante una situación de este tipo, no queda mas remedio que solicitar el permiso correspondiente, no pudiendo realizar dicha actividad en tanto en cuanto no seas autorizado para ello con una resolución que te lo permita. Siempre y cuando cumplas con todos los requisitos que establece la ley que regula estos asuntos.

Si ante la solicitud de la compatibilidad la administración no te lo permite, o bien puedes realizar la segunda actividad de forma clandestina o recurrir la resolución denegatoria ante los tribunales.

Si decides inciar la actividad de forma clandestina debes de saber que su practica no está exenta de riesgos, pudiendo constituir una falta grave que se sanciona duramente, todo lo cual como es lógico, no lo recomiendo en modo alguno, máxime cuando dicha actuación es incompatible con las funciones propias como funcionario. Por tanto, mi recomendación es que se proceda a recurrir en los tribunales pues entre otros extremos, la tasa de éxitos es muy elevada, ya que si cumples todos los requisitos que establece la Ley, la Administración no puede de forma arbitraria impedirte ejercer tu derecho, que no olvidemos no solo por el trasfondo económico sino también por la propia satisfacción personal de ejercer otra profesión para la que te has preparado y te ha supuesto un gran esfuerzo.

Los Tribunales encargados de estos asuntos son los Tribunales Superiores de Justicia a través de procedimientos ordinarios, lo que se traduce en una duración media de entre un año y dos, pero la espera merece la penal máxime si la sentencia es favorable, pues ello te permitirá compatibilizar tus dos actividades con la tranquilidad que por derecho te corresponde.

Uno de los grandes caballos de batalla es que no se supere por complemento el 30 por ciento del sueldo base, dándose la circunstancia de que con el asunto de la equiparación dicho 30 % se eleva hasta el punto de impedir por mor de la aritmética a que podamos cumplir con ese requisito, pero como siempre en la vida siempre hay un roto para un calcetín, y para ello, lo que deberemos de hacer es solicitar la reducción de la cuantía de ese complementos que nos dificulta este requisito para de esta manera cumplir el requisito.

No descubrimos nada nuevo de que es la Guardia Civil e incluso la Policía las que son más reticentes a conceder los permisos de compatibilidad de actividad privada y pública y de igual manera tampoco el que los resultados favorable en los tribunales son muy numerosos, teniendo noticias de que ambas administraciones están estudiando como endurecer la legislación que permite la compatibilidad. Algo que a nosotros en principio nos parece bien siempre que los sueldos se incrementen en consecuencia para permitir una dedicación exclusiva y para el que no quiera tal cosa pueda reducir sus ingresos de la función publica.

Es indudable que antes una situación de este tipo, cuando te planteas la posibilidad de realizar una actividad privada, se produce una gran desazón por lo que ello conlleva en cuanto a esfuerzo y recursos para que te permitan ejerce tu derecho a realizar esa actividad privada. Nosotros estamos contigo y a tu disposición con nuestro equipo experiencia y conocimientos en esta materia.